Saltar al contenido

Roberto rock y leyes.

octubre 22, 2019

Hoy en los invitados de Elisa, escribir sobre Roberto es llegar a la nostalgia, es comprender que somos parte de una amistad entrañable la cual me permite tener detalles de su crecimiento emocional, profesional pero sobre todo la evolución de un ser místico que decidió equilibrar su vida de una manera interesante, la cual permite ser un soñador en constante formación un aprendiz de los esquemas de la vida capaz de no soltar su esencia y aportar de manera académica y artística a la sociedad guatemalteca. Es un talentoso músico y abogado, es una pieza elemental en los nuevos proyectos de la escena musical y una promotor de las buenas propuestas artísticas en nuestro país. El es:
Roberto Andrés Melendreras Villacorta
Conozcamoslo:

¿Quién es Roberto?

Hermano mayor de Paula y Diego, crecimos los primeros ocho años de mi vida en aquel país, razón por la cual soy bilingüe. Los pocos recuerdos que tengo de la vida allá son bonitos, ya que para los niños crecer en aquel país es enriquecedor ya que se cuenta con escuelas idóneas para aprender, instalaciones que fomentan el desarrollo tanto intelectual, tales como bibliotecas públicas, como deportivas, haciendo todo esto un proceso integral para el desarrollo. Sin embargo, en el año 1994 trasladan a mi papa de vuelta a Guatemala y es cuando nos mudamos a este hermoso país que realmente empieza mi vida. Al venir, tenía el impedimento del idioma, por lo que estudie español para poder incorporarme al sistema educativo nacional. Desarrollé mis estudios en el Colegio Lehnsen y Liceo Javier, de donde mi gradué, centros educativos que además de formarme me dieron el hermoso regalo de la amistad de muchas personas, amistades que a la fecha aún conservo. Es en el año 2004 que ingreso a la universidad Rafael Landívar, de donde me gradúo como Licenciado en Ciencias Jurídicas y Sociales, Abogado y Notario en el año 2012.

● Nací en Metairie, Lousiana, Estados Unidos de América, de Jorge Melendreras y Patricia Villacorta, ambos guatemaltecos. Por razones laborales, mis padres se mudaron a Estados Unidos ya que mi padre trabajaba para la línea área guatemalteca “Aviateca”.

¿Cómo te conviertes en agente de cambio positivo??


● En el aspecto personal, desde pequeño he tenido inclinación por el deporte. A la edad de 5 años, empiezo a practicar “Taekwon-do” pero por el traslado de país, pierdo la posibilidad de continuar en Guatemala con la práctica de la disciplina. Luego, ya en Guatemala, mi afición por el futbol aumenta y se convierte en una de las grandes pasiones que siento en esta vida. Empiezo a jugar a nivel colegial donde luego de mucho trabajo me dan la oportunidad de integrarme a las categorías inferiores del Club Comunicaciones, club del cual soy hincha a la fecha. Sin embargo, paralelo a la práctica del futbol, empiezo a aprender a tocar guitarra y bajo y es ahí donde cambia mi mundo.
● Desde entonces, he podido participar en muchos proyectos musicales de donde se han podido materializar los siguientes discos: Bada (Into the X), Malandro (Tendríamos que amar), Botón de Pánico (Paraíso Sintético) y Esfumato (Manual), proyecto musical con el cual me encuentro trabajando actualmente. Esfumato es una banda de rock progresivo instrumental de la cual estoy muy orgulloso ya que la compisicion de la música es bastante compleja y el resultado final fue muy de nuestro agrado, además que ha tenido bastante aceptación en el medio nacional, siendo nominada inclusive nuestra canción “Vertiente” como mejor canción metal en los Premios Estela del año 2019.

La música es para mí, piedra angular de mi personalidad. Me ha demostrado lo importante que es el arte en las personas, especialmente en un país donde la misma no se desarrolla o no se le da la importancia necesaria, ya que es evidente que atrás de un instrumento afloran sentimientos muy profundos que habitan dentro de las personas y las materializan a través de la expresión artística. Además, el exteriorizar todo ese bagaje emocional ayuda a liberar a las personas de dichos sentimientos, o los cultiva según sea el caso. Tocar guitar y bajo ha sido una experiencia única, además que son mundos abismalmente diferentes por más que el parecido físico a primera vista de ambos instrumentos sea evidente. Desde la guitarra, siento que se “colorea el lienzo” que es la canción en sí, mientras que con el bajo, estás en lo más profundo de la composición, siendo ambas sensaciones inigualables.
● En el aspecto profesional, he desarrollado muchas habilidades debido a la variedad de trabajos que he tenido. He sido desde operario de atención al cliente a maestro de inglés, pero donde he podido poner toda mi entrega y pasión ha sido en mi faceta de abogado y notario. Desde el año 2010 tengo una oficina profesional que se dedica a la asesoría legal, inmobiliaria y crediticia y en el año 2016 me integro a la administración pública trabajando en la Subdirección de Operaciones de Extranjería de la Dirección General de Migración, lugar de trabajo actual.
● El poder trabajar en el sector público ha sido muy enriquecedor desde todos los sentidos. En el aspecto profesional, he podido poner mi profesión al servicio del país lo cual es de alguna manera mi forma de aportar a la colectividad, dándome cuenta lo importante que es participar, sea como sea, en lo relacionado a la administración pública para así convertirnos en agentes positivos de cambio.

Mi expertise radica en lo relacionado a temas de extranjería desde la óptica legal, específicamente en visas y residencias guatemaltecas en general. He podido colaborar en diferentes áreas y en diferentes temas lo cual me ha dado la perspectiva necesaria para entender la importancia de la migración a nivel tanto nacional como mundial y cómo repercute en la vida de las personas en general. En el aspecto personal, el poder aportar al cambio en materia migratoria ha sido muy gratificante; además, fue aquí donde realmente tomo sentido mi carrera profesional.