Saltar al contenido

Pablo Cabrera Deportista Extremo

septiembre 8, 2019

Hoy en los invitados de Elisa, compruebo que la mayor limitación es la que se pone uno mismo, que vas a sobrevivir cuantas veces tu te des la oportunidad; veo a Pablo y la vida misma corre en su mirada esa sensación que te transmite de que estas vivo y muchas veces no nos la creemos, esa pequeña posibilidad que nos negamos a ser extraordinarios y a ser nuestros mejores aliados. No solo estoy frente a un deportista extremo que ha llevado en alto el nombre de Guatemala, estoy ante un ser humano que recuerda que nació para vivir.

El es Pablo Cabrera deportista extremo

Conozcamoslo

¿Quién es Pablo?

Dí inicio a mi carrera profesional a los 21 años con Extremo a Extremo. Sin embargo, creo que mi aventura comenzó a los 16 años cuando nos fuimos de casa con mis hermanos y nos independizamos. Hoy con 12 años de trayectoria con Extremo a Extremo y 5 más desde ese día que me fui, sin duda alguna puedo decir que no han sido para nada aburridos. Desde alegrías, desilusiones, sueños logrados y otros frustrados, puedo decir que no me arrepiento de nada.

En 12 años de aventuras, lo mejor de todo es las experiencias y aprendizajes que te llevas de todas las personas que conoces. Tanto en Guatemala como en otras partes del mundo. Me encanta soñar y vivo soñando para poder despertar un día en ese sueño.

Mi pasión por los deportes extremos se convirtió en mi mejor pasatiempo, estilo de vida y luego en mi carrera profesional. Creo que sentir miedo en cada una de las actividades que practico y enfrentarlo, es la mejor sensación del mundo. Siempre he dicho que el miedo es bueno, siempre y cuando nosotros lo controlemos a él. Creo que personalmente cada una de las actividades y viajes que he hecho me cambiaron y me siguen cambiando la vida para bien. Por ello he querido compartir mi pasión y mis historias con todas las personas que tengo oportunidad. Creo que el contacto con la naturaleza y los deportes es una mezcla perfecta para tener una buena salud, no sólo física si no espiritual.  

¿Como te conviertes en agente positivo para la sociedad guatemalteca y el mundo?

Desde mi perspectiva, los deportes extremos o las actividades de aventura te permiten valorar cada respiro que tienes. Incluso te hace volver a tu lado más salvaje y primitivo de una manera positiva. Al estar en la naturaleza tu creatividad aumenta porque las posibilidades y comodidades son más limitadas. Creo que el cambio se hace cuando nos damos cuenta de que a pesar de vivir en una ciudad y de necesitar la tecnología en nuestro día a día, todas estas cosas son relativamente nuevas. Apenas llevan a unos cientos de años en el planeta, en cuanto la naturaleza está acá desde mucho antes que nosotros. Darnos cuenta de ello y aprovecharla al máximo nos permite estar en conexión absoluta. 

¿Premios? Ninguno que valga la pena mencionar. En realidad, la competencia que tengo siempre es contra mí. Y las veces que he hecho algo, siempre ha sido para superarme a mí. Desde escalar 280 metros en Brasil, descender el sexto sótano más profundo del planeta en rapel (400 metros), recorrer 19 países y sobrevivir a un rayo, creo que el premio me lo gano día con día, y se llama vida.

¿Que problemáticas han enfrentado ?

En 12 años hay tantas historias. Pero al final del día, hoy estamos aquí. Mi negocio como el de cualquier otro, ha enfrentado altos y bajos. Así como mi persona. Sin embargo, siempre he tenido pilares importantes toda mi vida, mis hermanos y hoy en día mi esposa. Son mi mejor motor y fuente de inspiración para seguir siempre adelante. 

En la cantidad de situaciones que he enfrentado, siempre me hago estas preguntas. ¿Es todo lo que podes hacer? ¿Este es el más grande que has tenido o tendrás? ¿cuál es el peor escenario ? Cuando me respondo estas tres preguntas, me doy cuenta que aún respiro, aún tengo una mente creativa y cientos de oportunidades para enfrentar lo que venga ¿el peor escenario? tengo personas maravillosas que me rodean y me quieren, sin duda el peor escenario será que sí ya no logro hacer nado yo, todos ellos me abrazarán y me ayudarán a salir adelante. 

Muchas gracias por la oportunidad de compartir un poco de mí. Y porque sé que soy un ser humano que hoy sigue aprendiendo, pero que en el camino puedo enseñar algo de lo que ayer aprendí.