Saltar al contenido

Letras que Trascienden

junio 17, 2018

Capturo no solo la imagen de una mujer poeta, escritora, amante de la expresión  artística, sino también, una mujer que supo combinar su pasión por la justicia, y utilizar como herramienta para ser un agente de cambio, el arte, y así colaborar dentro de la sociedad guatemalteca para dar a conocer diferentes temáticas de importancia social, económica y política, y colaborar en mejorar la participación de la mujer dentro de las artes, reconociendo la importancia y el aporte que se ha tenido, por parte de las mismas, y continuar en la lucha no solo de la aplicación de la justicia, libertad de expresión sino también, en forjar un camino, para que cada día la participación de las mujeres dentro de las artes y su reconocimiento como tal sea igualitario entre géneros.

Ella estudia  política, ama la justicia y se expresa artísticamente. Ella es: Judy González

Conozcámosla:

¿Quién soy?

Guatemalteca. Contestaría de la realidad social y política. Soy indomable fluorescencia que ilumina caminos estrellados de verdades.

¿Dónde estudié?

Estudié en dos universidades formales (URL y USCA) pero me formé en la Universidad de la Vida (la calle) con la realidad de frente

¿Que viajes que me han inspirado?

Altruista y con sentido humanitario, una formula que me ha llevado a viajar por el mundo, principalmente en Haití en apoyo y solidaridad a los damnificados del terremoto del 2010 donde presté servicios pre-hospitalarios y realicé acercamientos institucionales para donaciones. Mi corazón de lechuga me lleva libremente a muchos países donde he tenido la oportunidad de ayudar, de involucrarme “pata a pata” como yo le digo, porque no es sino caminando estrechamente con la gente que conocés la realidad.

¿En qué momento  ves la necesidad  de participar en el arte en pro de la sociedad guatemalteca?

La conciencia social y literaria nace en la universidad, en donde  pocos libros encuentro que fueron escritos por mujeres, sin embargo, investigando a profundidad las especialidades científicas y matemáticas tienen mucha autoras mujeres que en su momento no les permiten firmar como mujeres, por lo tanto se encuentran como “autores intelectuales” dando como resultado la invisibilidad de su intelectualidad; por tanto anulan los aportes que las mujeres hemos dado a través de la historia.

¿En qué aspecto para ti, el arte ayuda a una sociedad como la nuestra?

Siempre me gusto mucho el arte a través de la expresión escrita/literaria y radial. La producción del material hecho por mujeres emerge en mi como una necesidad de escribir a través de la poesía y narrativa  haciendo remembranza  y conmemoración  de nuestras, aquellas mujeres que fueron  quemadas en las hogueras  incluso hasta degolladas por la constante lucha de reivindicar sus derechos.

¿Qué dificultades  has logrado  enfrentar mejor gracias al arte en tu vida?

Las editoriales son un gran reto en Guatemala, el reconocimiento de los créditos literarios  y su publicación  es un desafío hoy en día, hemos logrado  abrir muchos espacios siendo de gran productividad  aportar en esta sociedad con nuestros escritos y la libertas de expresión.

¿Qué soluciones daría a la editoriales?

La formación en temas de género (igualdad y equidad) desde la mirada de la de-construcción de la historia que algunos por muchos años han manejado como la “oficial”, ha permitido que se hable ahora de esas división social del trabajo y de la profesionalización del trabajo, pero no ha sido suficiente por ejemplo en el tema de escritura de mujeres, es decir, una editorial te publica si el tema “vende” ¿cómo así se preguntarán? sí, si vende morbosidad, clientelismo, co-dependencia emocional, otros. Pero si es para colocar un tema en la palestra sobre derechos humanos, reconocimiento y aplicabilidad, te dirán “ya van con ese discurso, pero si todos somos iguales”.

¿Cómo he sido parte de la solución?

Nosotras no dependemos y buscamos el reconomiento de otros. Nosotras “reinventamos la historia” como lo dicen las de la Colectiva de Mujeres en las Artes y promovemos la escritura de mujeres. Las publicaciones de las mujeres tanto aportes académicos, epistemológicos, literarios, investigativos, entre muchos otros, hacen rememorar a todas aquellas mujeres, a todas aquellas ancestras, escritoras guatemaltecas, centroamericanas, latinoamericanas, las Premio Nobel, Cuentistas, Ensayistas,en fin. Mantener viva la producción y creación literaria es importante para cambiar lo que por años han invisibilizado y desacreditado para nosotras las mujeres.