Saltar al contenido

Lágrimas de Judas

agosto 3, 2019

Lágrimas de Judas: Judas al morir ahorcado por su propia traición, dejó sus lágrimas en la tierra para todo aquel que vendiera a su prójimo. Y así se pudiera repetir la historia de generación En generación.

Él tenía la esperanza de que al morir, con sus lágrimas podría recuperar el perdón de Jesús por sus errores.

Pero no fue así, sus lágrimas quedaron en la tierra envueltas en hojas verdes, allí se conservaban y aunque lloviera nada las podía tocar.

Cada día que pasaba, las lágrimas, se iban multiplicando, hasta que llegó a llenarse un jarrón de cristal transparente, que se depositaba debajo de las hojas…

Un día dos forasteros iban pasando por el lugar, uno se llamaba Jonás y el otro Clodoveo, ellos tenían bastante sed y de pronto vieron el jarrón transparente lleno de agua.

Los forasteros al mirar el jarrón de cristal, se lanzaron para agarrarlo, pero cada quien agarró una oreja de cada lado del jarrón y empezaron a pelearse. Entonces…

Uno le dijo al otro: lo echaremos a la apuesta juguemos estos naipes que tenemos aquí y el que gana se queda con el jarrón. y así emprendieron su jugada…

Jonás se quedó con el jarrón. Jonás no hizo ningún intento de tomarse el agua. Pensó en voz alta: si lo vendo ganaré mucho dinero y me haré rico. A Clodoveo no le gustó lo que había escuchado.

Al llegar al pueblo, Jonás empezó a ofrecer el jarrón, a muchos les gustaba porque era transparente. De repente llegaron unos guardias del lugar y Jonás empezó a correr hasta que lo arrestaron.

Clodoveo les había dicho que el jarrón era robado y para poder obtener algo lo andaba vendiendo.

Clodoveo se había quedado con el jarrón pero no lo pudo vender. Nadie se lo quería comprar. A la gente no le gustó su acción.

Entonces un día de tanto caminar por el desierto solo Y sin amigos, Clodoveo murió. Y el jarrón se quedo Intacto con las lágrimas adentro. Y su cuerpo en la arena se enterró.

Un día dos forasteros iban caminando por el desierto, y a lo lejos miraron el jarrón… Y la historia se repitió.

FIN